22 noviembre 2016

Micro relato para REC. Vidas olvidadas.

No era el mar, pero se le parecía tanto como ese amor que resultó ser solo cariño y se evaporó en un suspiro.

Tampoco eran sus hijos, ni su hermana, ni si quiera aquel amigo de la infancia; aunque hubiese jurado que en esas miradas había algo de sí mismo.


Aquella no parecía ser su vida, y cada vez le costaba más hallar su rastro.  


28 octubre 2016

Micro relato para ENTC. El viejo almendro.

Os dejo mi propuesta para la convocatoria de Septiembre-Octubre del concurso de relatos del blog "esta noche te cuento".

Si queréis leer el relato en la web del blog, podéis hacerlo en este enlace:

http://estanochetecuento.com/el-viejo-almendro/

El viejo almendro.

El abuelo nos dejó una tibia mañana de otoño; pero ella no quiso separarse de él, y nadie hubiese considerado justo alejarlo de la tierra que lo vio nacer. Por eso lo enterramos junto al viejo almendro; así ella podría tenerlo cerca, ya que por más que lo intentásemos, jamás accedería a abandonar su hacienda.

En los días sucesivos la vida giró alrededor del viejo almendro. Los animales se acostumbraron a vivir bajo su sobra, y la abuela encontró consuelo en el arrullo de sus ramas reverdecidas, en el frescor blanquecino de sus flores, y en el vapor de la almendra madurando al amanecer.

El día que el sueño eterno le sobrevino, la encontramos sobre un manto de flores blancas, junto al viejo almendro; ahora con más vida que nunca.


Al ver su cara, templada y en paz, brotaron de mis ojos las lágrimas que no habían surgido el otoño anterior. En cierto modo, sabía que cuando el abuelo nos dejó, ella, cada día, moría un poco por volver con él. 


24 octubre 2016

Dos micro relatos para REC.

Día libre.

Al otro lado de la ventana, por un instante, se hace el silencio. El viento cesa, el cielo se enciende y en las calles se extiende el miedo. De repente, se oye un crujido ensordecedor que se extiende en interminables fisuras que luego se abren engulléndolo todo. El aire se hace vapor, y el mundo, poco a poco, comienza a desvanecerse.

En la habitación, el se levanta sobresaltado, y rápidamente consulta el reloj. Después lo suelta en la mesilla y se acurruca de nuevo entre la almohada y la manta. 

Es domingo, y en su día libre, el mundo puede esperar.

<a href="http://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/hombre">Hombre de fotografía diseñado por Boryanam - Freepik.com</a>

Ciudadanos de segunda.

Al otro lado de la ventana, Manolo abre puntualmente las puertas de su panadería, impregnando las calles con el vapor del pan al amanecer. Los más madrugadores, Javier y Antonio, espabilan el sueño en la cafetería de Venancio, y después discuten de política mientras compran la prensa en el tenderete de Mario.

Aquí solo nos tenemos los unos a los otros, hace que tiempo que asumimos que la vida de fuera no es de verdad, y que lo mejor es esconderse, vigilar, y salir corriendo cuando escuchemos los golpes y alguien diga “ahí vienen”.

<a href="http://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/marco">Marco de fotografía diseñado por Freestockcenter - Freepik.com</a>

17 octubre 2016

Micro relato para REC. Caso quemado.

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina, ya no hubo marcha atrás. El fuego se extendió rápidamente, atravesando con avidez los resquicios de los tabiques y los conductos de ventilación.


Cuando la estructura entró en colapso, la casa se desplomó en un amasijo candente de recuerdos que se desvanecerían entre cenizas, como aquellas cartas escritas en papel perfumado que no llegó a abrir, las ordenes de alejamiento, la pistola extraviada o el cadáver oculto entre las paredes del sótano, que ya no podría dar su versión de los hechos.   


12 octubre 2016

Micro relato para REC. Pecados de un dios menor.

Poco antes de que los domingos fueran amargos, las caricias parecían inocentes; los consejos, sabios; y las formas; bienintencionadas.

Las risas más sinceras aun no habían enmudecido bajo crueles silencios, y las lágrimas no se habían derramado en ríos que arrasarían con la fe más inquebrantable. 


Poco antes de que la palabra dejara de ser sagrada; la sangre aun no se había derramado. 


26 septiembre 2016

Micro para REC. Proceso amnésico.

Y le manchaba los dedos de harina al entregarle el paquete; pero eso a mi madre, al principio, no le importaba.

Y así estuvieron unos meses; ella bajaba a la pastelería a comérselo con los ojos, y luego él subía a endulzarle la vida.

Hasta que un día, ella recordó su intolerancia a la lactosa; luego le sobrevino el recuerdo de su pasado como asesina a sueldo; y después encontró su pistola.

La verdad es que siempre ha tenido un muy mal despertar. 




19 septiembre 2016

Micro relato para REC. Reinventarse o no amar.

El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba, cayó en el olvido, arrinconado entre miradas huidizas y silencios de ida y vuelta.

Pasado el tiempo, decidió que lo mejor era cambiar de estrategia, y probó a enviarle un emoticono, que tras un “doble check”, y un eterno “escribiendo”, fue respondido satisfactoriamente.

Luego llegaron varios “me gusta”, la solicitud de amistad… y algo mas, una proposición atrevida que llegó a ser “trending topic”, y por último, el video de una declaración de intenciones que se hizo viral.


Eso sí; por las noches, cuando nadie mira, el amor, a la antigua usanza. 


13 septiembre 2016

Micro relato para REC. Premoniciones.

El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca, y cuando ya no pudo disimular su miedo, salió corriendo de la sala. Pero en su carrera notó un golpe en los pies que le hizo caer, y al intentar levantarse, ella se abalanzó sobre él.

Intentó escapar, pero le fue imposible. La chica le tapaba la boca con una mano mientras perforaba su esternón con la otra.

—Te advertí que si te metías en mi vida, te robaría el corazón —le oyó decir mientras creía agonizar.


Y cuando volvió en sí, sobresaltado, aquella chica seguía allí.