22 abril 2013

Mi colaboración en "La Conserva"



El pasado sábado 20 de Abril se presento en el “María Mandiles” el nº 2 de la revista “La Conserva”, editada por la Asociación Cultural Letras Cascabeleras.



Fue un evento muy ameno en el que se derrochó cultura en grandes dosis, repartidas entre micro relatos, poemas y alguna que otra reivindicación ante los recortes en cultura que también afectan a los artistas de la tierra.



Por mi parte tuve el honor de colaborar en el acto leyendo el texto con el que colaboraba en la revista, y que quería compartir con los que me leéis aquí en el blog. El texto es una reflexión sobre lo rápido que pasa la  vida, y lo poco que reparamos en disfrutarla. 



El sabor de un instante. 

Un instante no suele ser mucho, aunque casi siempre es suficiente. 

Basta que me dediques una sonrisa durante un instante para que consigas la mía; y solo ese instante mirándote a los ojos es el que yo necesito para saber que puedo confiar en ti. 

En cualquier sitio y en cualquier instante hay una vida abriéndose camino, un amanecer solapando una puesta de sol, una risa escondiendo una lágrima, una mirada atraída por un suspiro y una palabra rompiendo el silencio. 

Es el mismo instante en el que yo escribo y tú sueñas, él se ilusiona, vosotros me leéis y ellos se abrazan.

La vida pasa demasiado rápido como para no pensar en saborearla, aunque solo sea un instante.
 

10 comentarios:

  1. Pues que me acabas de emocionar con este instante en el que me paseo por tu blog, un instante es mucho si lo vivimos con intensidad, si besamos o abrazamos, si sonreímos o tendemos una mano, si decimos te quiero o un hola simplemente. FELICIDADES.
    En mi último post de ahora mismo también hablo de vida.

    Muchos besicos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esa emocion Ana. Me alegra que te haya gustado. Si me lo permite el sueño paso a verte por tu blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Enhorabuena, Alfonso! Por la colaboración y por la actitud.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pedro. Es la primera colaboración que hago y la experiencia fue muy buena. Confio en poder repetirla pronto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Pues iba a saborearla, pero me he entretenido (un instante, no creas) leyendo este texto tuyo, y creo que se me ha pasado. Hay que joderse, la tía.
    En fin, intentaré saborearla la próxima vez que escribas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tomateló como una prescripcion medica Armando, te paras, saboreas y sigues. Veras que bien sienta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. No me canso de leerlo, me ha encantado, cada dia me sorprendes más

    ResponderEliminar
  8. Gracias Cris; espero seguir haciendolo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Alfonso, he apreciado, o así he querido verlo yo, una declaración de amor o reafirmación de ese sentimiento hacia una persona. La vida pasa en un suspiro cuando disfrutamos y se estanca en el tiempo cuando sufrimos.

    Muy emotivo.

    ¡Enhorabuena por la publicación!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Pues te diria Nicolás que mas bien ha sido una pequeña incursión en un campo que no es el mio habitual (el de los micro relatos) pero que no iba dirigido a nadie en concreto y quizá a todos en general.

    Un saludo.

    ResponderEliminar