05 febrero 2014

Micro relato para REC: Sonrie por favor.



Suspiró profundamente y recogió dos cubiertos; los dos últimos, pero se alegró al pensar que así los niños no discutirían. 

Buscar el lado positivo de las cosas le animaba, y por ello aquel día salió temprano a la calle, sabiendo que así se ahorraría el discurso de su casero y evitaría encontrarse con aquel viejo acaudalado que no paraba de engatusarla con sueños comprados. 

Los caminos fáciles no iban con ella, se recordó mientras entraba en la casa de empeños, reafirmándose en su propósito de salir adelante por sí misma sin perder nunca la sonrisa; aunque aquel hombre encapuchado no se lo pondría fácil.

28 comentarios:

  1. Bueno carabias, te veo enganchado, acercándose a lugares con más altas miras. me ha gustado y ese final del encapuchado ha dado que pesnar. Me alegor del texto pero entre 1.100 o más ha sido increíblemente difícil.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Maestro, mucha competencia esta semana y de la buena, ya que Xavier nos puso el liston muy alto.

      Oero lo seguiremos intentando con el piano de cola.

      Saludos.



      Eliminar
  2. Nos has presentado a un personaje optimista ante todo, ante la pobreza y ante un posible robo o secuestro. Gran imagen la del viejo acaudalado que la quiere comprar. Suerte para la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lorenzo.

      El viejo es un personaje cotidiano que alguna vez todos hemos visto en televisión o realidad. El entrar o no en su juego ya depende de la persona.

      Suerte esta semana.

      Eliminar
  3. Hola yo también participé esta semana, pero es complicadísimo.
    tu relato tiene un final imprevisto, y te deja con ganas de mas-
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Asun. Es cierto que es complicado, pero tambien es verdad que eso le da mas interes a la contienda.

      A ver que pasa esta semana.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola, Alfonso.

    Me niego a que el encapuchado le robe su última esperanza...
    El micro narra tres escenarios, algo que con 100 palabras es complicado. El primero, recogiendo los cubiertos, los dos últimos, que ya sugiere una situación complicada.
    El segundo, en el que nos cuentas el carácter animoso de la protagonista y, en pocas palabras, que debe el alquiler y que hay un viejo asqueroso (eso lo digo yo) que parece pretender sus favores...
    Y en el tercero, cuando va a buscarse la vida empeñando lo que tiene... presentas al encapuchado... No, por favor, no puede ser que esa mujer tenga tan mala suerte.

    Con toda esta locura te vengo a decir que el micro es magnífico. Vale, no ha habido suerte, quizás la próxima semana.

    Un super abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Towanda. Me alegra que hayas descubierto los tres escenarios, creo que mas o menos estaban trazados. Y en cuanto al final, cada uno que elija el que crea conveniente, aunque tirar por el lado bueno es lo prudente y lo obligado en estos casos.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Vaya Alfonso, que final más inesperado. Salir adelante por nuestros propios medios y siempre la zancadilla del pudiente a la mocita. Muy buena apuesta. A ver que tal se nos da el piano que sale de la tierra.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate lo que son los lios con el trabajo y demas. Os estoy contestando a todos el mismo día en el que voy a subir el relato del piano.

      Espero que os guste.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Alfonso. Me gusta como vas subiendo el tono del personaje. Como lo presentas y le vas rodeando de psicología positiva, de espíritu de lucha, de épica. Ya me lo había creído cuando rompes con ese final incierto, que bajo mi punto de vista, trae la fatalidad que acabará arrastrando de nuevo al personaje a las mismas calles de las que pretende escapar. Enhorabuena. Las semanas dobles son de milagro, así que hay que quitarse el sombrero con Xavier, Mucha suerte para el siguiente, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Juan Antonio; ya felicite a Xavier en su blog y en facebook por su genial relato.

      Pero la frase de inicio se las trae...

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. El amor propio sale caro, pero no parece que vaya a amedrentarse fácilmente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no Miguel; esta chica es de las duras...

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Siempre habrá un cañón para la carne, pero no hay que ponerse a tiro a la primera. Me gusta la gente con tesón.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el relato la caracterizacion del personaje viene a reflejar un poco ese teson con el que va resolviendo todos los problemas en los que se ve inmersa; aunque si es cierto que la vuelta de tuerca del final requerirá de su mejor sonrisa.

      Un saludo Juan Manuel.

      Eliminar
  9. El hombre encapuchado no se lo pondrá fácil pero saldrá adelante, se ve que tiene toda la energía y el positivismo necesario. Me gusta el mensaje Alfonso. Tú tampoco nos lo pones fácil al final pero yo confío, confío jeje
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que confiar Pulga; cualquier día estamos alli en las ondas...

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Muy buen micro, con ese punto desolador al final que te deja con el alma en vilo.
    Ahora vamos por el siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esas estamos Paula. Con el piano a cuestas...:-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hay veces que la vida se pone perra, por muy buen ánimo que queramos tener. Buen disparo Alfonso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que no lo suficiente Juancho. Para la próxima intentaré apuntar mejor.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. Es muy dificil, o así lo veo yo, narrar en 100 palabras un hilo argumental que comprenda varios espacios temporales o lugares en los que se desarrolla la acción. A pesar de todo, creo que has conseguido tu objetivo haciéndonos llegar una historia de superación en la que la protagonista no se amilana ante las dificultades. ¡Felicidades!

    Un abrazo para ti y que el piano de cola en el huerto sea tu revulsivo para conseguir tu propósito. Yo me alegraré muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura. Siempre es difícil llegar a una final, por eso lo tuyo tiene muchísimo mérito.

      En cualquier caso seguiremos intentándolo hasta la última semana.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Vaya héroes de pacotilla te fabricas, esa gente cómoda e indolente, con todo a favor. Solo te ha faltado poner música de violines.
    Excelente, en serio y en broma. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no lo creas poco a poco te voy pillando la ironía Armando, y eso me gusta.

      Un abrazo para ti.

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Gracias guapa. Me alegra mucho que te haya gustado. Ya sabes que tu opinión es muy especial para mi.

      Un beso.

      Eliminar