21 abril 2015

Dos relatos cortos para REC.



Sí, pero…

La intención de seguir siendo solo amigos se convirtió en realidad el día en el que, después de un nuevo desliz, establecieron, de manera precisa, las condiciones del derecho a roce.



O conmigo…

La intención de seguir siendo solo amigos se desvaneció justo al verla con ese tipo. Después, apretar el gatillo fue fácil.

8 comentarios:

  1. Pues sí, cuando le ves con otro, es más fácil decidir ser solo amigos.
    Buenos intentos Alfonso, besos.

    ResponderEliminar
  2. Curiosos extremos en ambos relatos: civilización y barbarie, el acuerdo y las balas. Fabulosos los dos.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Juan M, los dos extremos de una relación de "solo amigos". Un abrazo, Alfonso.

    ResponderEliminar
  4. Muy amigos, muy amigos no sé yo... Je je.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Dos apuestas Alfonso, muy interesantes. Felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  6. Buenas apuestas, Alfonso. Parece que esta semana la frase nos ha inspirado mucho a todos. A ver la que viene, que se las trae.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Nos has mostrado lo larga y cuánto cabe en esa cota del "solo amigos". Buenas propuestas Alfonso. Te sigo leyendo, aunque tarde. No te me pierdo amigo. Un abrazo. :)

    ResponderEliminar