07 marzo 2013

Micro. Despido celestial.




Solo a las niñas guapas y a los hermanos que se las presentaban les permitía el acceso; aunque luego era fácil de engatusar ante madres mal paridas, conductores desorientados y ancianos bienintencionados. 

¿Cómo negarles la entrada?

Pero su superior no compartía su entusiasmo y unos ajustes que nunca esperó precipitaron su caída a las primeras de cambio. 

En su nuevo trabajo le va bien. Su nuevo jefe, aunque es un tipo raro y un tanto siniestro, no pone pegas ante su permisividad. A veces recuerda con cierta nostalgia momentos pasados, pero, ¡qué demonios! el cielo puede esperar.

9 comentarios:

  1. Creo Alfonso, que fuimos muchos los que "cerramos una puerta al resto de mujeres que no eran mujeres, ni tenían hermanos a quienes presentarlas".

    Dificil la frasecita pero admiro el camino por el que la has conducido. El cielo puede esperar, efectivamente, y que espere por mucho tiempo.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Laura. Lo ponen difícil ultimamente, pero eso le da más mérito a cada relato que conseguimos escribir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que tienes tu mérito Alfonso, muy bien llevado el relato.
    Cada vez lo ponen más dificil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy bueno el enfoque que le has dado, Alfonso. La frase de inicio se las traía, sin duda.

    Buen micro.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Epifisis, Pedro, gracias por vuestros comentarios. Es cierto que las frases a veces son un handicap a la hora de elaborar el relato, pero también es cierto que esa dificultad añade mas merito al resultado final.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, por mí el cielo también puede esperar, y el infierno también porque es allí a donde yo iré, por mala.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ya será menos Ana!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Mucho mejor el nuevo curro, dónde va a parar... Abierto para todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Pues si Armando, en el nuevo curro no esta reservado el derecho de admision que digamos....

    Un saludo.

    ResponderEliminar