04 octubre 2012

Los americanos y sus ejemplos...



Que ahora mismo no somos un país para poner como modelo de gestión económica es un hecho irrefutable y que nadie duda; por poner un ejemplo clarificador tenemos a nuestro presidente, que preguntado sobre una hipotética solicitud de rescate en esta semana toma las de Villadiego con una respuesta propia del mismísimo Antonio Ozores. 


Tampoco habla demasiado bien del país el vídeo que ahora mismo da la vuelta al mundo donde dos policías de Cerdanyola se graban haciendo el tonto mientras conducen de manera temeraria un vehículo del cuerpo en acto de servicio. 


El país esta en una situación muy mala y además penosamente dirigido, y no nos deben doler prendas en reconocerlo. Ahora bien, si un político de Estados Unidos como Mitt Romney nos pone como ejemplo de lo que no va a hacer si sale elegido presidente, cuando menos tenemos el derecho a replica. 


Esta bien que este señor intente evitar el camino que ha tomado España en el ámbito económico, sobre todo teniendo en cuenta que es un camino que ellos han compartido durante muchos años, con idéntica gestión de la burbuja inmobiliaria, que ellos también tuvieron, y con un comportamiento aun peor de los bancos, que fueron los que originaron las crisis económica mundial que aun sufrimos con sus hipotecas subprime y el escandalo de lehman brothers que salpico a medio mundo. 

En cambio donde si les vendría bien seguir los pasos de España, aunque sea de lejos, es en la moralidad y el los derechos humanos, ya que aunque nosotros no seamos un país para tomar como ejemplo, nos preocupamos de que la gente no pueda sacar un arma de fuego en cualquier sitio y provocar un tiroteo como ha pasado allí; tampoco tenemos la pena de muerte dentro de nuestra jurisdicción, y aunque recortándose a pasos agigantados, nuestra sanidad llega a toda la población. 

Muchas veces el problema de los políticos es la poca información que manejan, lo que en la mayoría de los casos no es óbice para que opinen libremente de cualquier cosa. Aunque este mal no es propio de los políticos americanos, ya que en todos lados cuecen habas y aquí también lo sufrimos con nuestra clase política.  

5 comentarios:

  1. Hola Alfonso, conocía las tres partes que hoy compartes con nosotros. El vídeo del presidente no es digno de un presidente, el vídeo de los guardias urbanos no es digno de los uniformes que llevan, y las declaraciones del americano ....pues adolecen de incultura y palabras huecas. Con este panorama no sé yo si merecería más la pena irse a una isla desierta....

    Buena entrada y buena reflexión final la tuya.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tú comentario Laura. Desde hace ya un tiempo a los políticos les falta sentido de la responsabilidad, y además les da igual hablar de cualquier tema aunque no dispongan de toda la información para emitir opiniones razonadas, pero ahora mismo es lo que tenemos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Comparto totalmente tu entrada, Alfonso, y me atreveré a añadir lo que a mí más me preocupa al respecto.

    Viví unos años en la tierra del Sr. Romney -fui a la universidad allí- y aún tengo familia a la que visito hace cierto tiempo. Lo comento con el fin de transmitir que hablo desde el conocimiento empírico de aquella sociedad.

    Los americanos jamás seguirán los pasos de España en lo que propones por una razón cultural arraigada en su propio ser como nación. Ellos consideran la posesión de armas como un derecho y la sanidad universal como un privilegio del que se beneficiarían los vagos. No logran entender -como nosotros no logramos entenderlos a ellos- que la sanidad universal es para nosotros un derecho y la posesión de armas, además de un peligro, un privilegio para quién cumpla una serie de requisitos legales.

    En fin, que no se si me he explicado, pero dicho queda.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Pedro, te has explicado perfectamente y has añadido un punto de vista muy interesante. En relación a tu comentario, Estados Unidos siempre se ha considerado como un país líder y referente mundial, pero con esas dos particularidades a mi me cuesta pensar que pueda serlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar