09 enero 2012

Variaciones en el síndrome “post vacacional”

Antiguamente, o por decirlo de manera más clara, en época de bonanza, después de las vacaciones navideñas o de verano, los trabajadores volvíamos a al trabajo acusando los síntomas del llamado “síndrome post vacacional”, que llamando a las cosas por su nombre era una simple pereza y ausencia de ganas de volver al curro.

En la actualidad, y visto como está el panorama laboral, los españoles que seguimos trabajando volvemos de vacaciones con síndrome post vacacional, pero ahora con sensibles variaciones al citado anteriormente.

Y es que la falta de motivación por reanudar la actividad laboral, que era el síntoma más común antiguamente, ahora parece más atenuado, apareciendo en cambio síntomas como la intriga porque tu trabajo se convierta a la vuelta de vacaciones en uno de los “minijobs” que tanto está promocionando el gobierno, o directamente un “sin job”,  de esos que tienen los cinco millones de españoles.

Antes uno se iba de vacaciones tratando por todos los medios de “desconectar” y olvidarse del trabajo, y ahora mismo, en plena crisis, cogemos las vacaciones pensando en que no se “olviden” de nosotros a la vuelta.

Y de nuevo hemos de dar gracias por estos cambios a nuestros sabios dirigentes, que hacen todo lo posible por mantener nuestro estado de bienestar y sobre todo, nuestros trabajos. Qué pena que no podamos agradecerles estos cambios como se merecen, y es que son tan modestos que parecen esconderse a la hora de recibir halagos, con lo bien que hacen las cosas…

4 comentarios:

  1. La verdad es que las preferencias hoy en día han cambiado, aunque también es verdad que estamos sometidos a las decisiones que toman personas que están por encima nuestra, tales como dirigentes o medios de comunicación. Creo que es importante en estos momentos vivir el día a día y disfrutar de las cosas que antes no le dábamos importancia. Seguramente pronto volverán tiempos mejores.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Alejandro.

    Me alegra verte por aquí, vuelve cuando quieras.

    Tienes parte de razón en tus comentarios, la crisis sirve entre otras cosas para valorar mas el día a día, pero también debería ser una oportunidad para luchar por lo que debería ser justo y que nuestros dirigentes no ven así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que bien lo has descrito. En mi caso no hice ningún día de vacaciones, pero esa sensación que tengo en mi lugar de trabajo, nunca la tuve antes, me refiero a la sensación de que puede pasar mañana, estoy en contacto con la gente y la crispación que se está gestando no es nada agradable.
    En fin, esperaremos a ver como acaba todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón en lo del ambiente crispado, ademas pienso que eso no favorece a la supuesta mejora de la productividad que quieren los empresarios que tengamos, si trabajamos en el filo de la navaja, estas mas pendiente de no caerte que de producir correctamente.

    En fin,que salga el sol por donde sea.

    Saludos.

    ResponderEliminar