07 octubre 2019

La nada / Malas decisiones.


La nada.

Tampoco hoy encontré trabajo, y van muchos días, más de los que recuerdo.

Al principio solía refugiarme en los “gracias, ya te llamaremos”, pero con el paso del tiempo me rodeó la indiferencia, y de ahí a la intrascendencia tan solo bastó el anuncio de desahucio.

Ahora soy uno de esos fantasmas molestos que regurgitan las calles durante el día, que esconden su orgullo en lo más profundo de la noche porque el miedo les impide quitarse de en medio, y que acaban siendo presa fácil en la languidez de la nada.


Malas decisiones.

Tampoco hoy encontré trabajo. Han pasado quince días y comienzan a irritarme los “gracias, ya te llamaremos”

El mercado laboral es duro, pero no pienso dejar que eso afecte a alguien con mi currículum. Y estos momentos de evasión me vienen muy bien.

El gestor del proyecto me ha decepcionado. Muy altivo a la hora de despedirme por un error suyo, pero cuando las cosas se han vuelto en su contra no ha aguantado la presión. 


El director general es harina de otro costal. Tras diez días encerrado y seis dedos menos aún me aguanta la mirada. Siempre fue de los que cumplen objetivos.  


Micro relatos presentados al concurso "Relatos en Cadena", de la SER. Frase de inicio: "Tampoco hoy encontré trabajo"

2 comentarios:

  1. Muy buenos Alfonso, aunque el primero me ha gustado más. Pronto otra vez asomado a la ventana y si no es así, nos seguimos disfrutando por aquí.
    besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nani. La frase inicial se prestaba a tomar rumbos poco alagueños, pero las letras no suelen entender de alegrías.

      Lo de asomarse de nuevo a la ventana estará difícil, hay mucho nivel, pero lo seguiremos intentando.

      Un saludo.

      Eliminar