10 septiembre 2019

Flecos de última hora.


Si dijera que sentí dolor mentiría. Nuestro amor había quedado diluido hace tiempo entre las rutinas del día a día, y salvo algún conato salvaje por animarla, nuestra relación era un trasto viejo que no sabíamos dónde guardar.

Aun así, algo quedaba; y la negociación se desarrolló de forma cordial. La zona centro y el Rolls serían míos, y él se quedaría con la mansión y los locales de la costa.

Las únicas dudas surgieron cuando tocó decidir quién se quedaba con la modelo rusa que estaba encerrada en el sótano, y que hacíamos con su novio, cuyo cadáver aun dormía en el maletero de Hummer.


Micro relato seleccionado para la primera final semanal de la temporada 2019-2020 del concurso "Relatos en Cadena", de la SER. Frase de inicio: "Si dijera que sentí dolor mentiría".


4 comentarios:

  1. Excelente relato. Me alero mucho de que te asomaras a la ventana. Mucha suerte.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nani. La verdad es que después de unos cuantos años me sorprendió la llamada, pero eso es algo que siempre gusta.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Qué bueno, un final sorprendente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuela. Si, fue un acuerdo de divorcio un tanto raro, primero por la cordialidad, y segundo por el extraño reparto de "bienes".

      Gracias por pasarte. Un saludo.

      Eliminar