30 enero 2017

Reseña del libro "El primer hombre", de Albert Camus.

En esta entrada quiero hablar sobre el libro “El primer hombre”; la novela póstuma del escritor Albert Camus.



1.      Ficha bibliográfica.

Esta novela fue publicada treinta años después de la muerte del escritor francés de origen argelino. En el momento de su muerte, en un accidente de tráfico, Camus llevaba el borrador de la novela dentro de una cartera negra. Fue su hija la que se ocupó de ordenar los escritos, dando forma al libro que se publicaría tres décadas después de la muerte del autor.

2.      Presentación.

“El primer hombre” es un libro autobiográfico, donde Camus hace un recorrido desde su nacimiento hasta sus últimos años. El libro está marcado desde el principio por el fallecimiento de su padre, al que no llegó a conocer, pero que siempre está en su mente y en cierto modo en su forma de entender la vida. Una vida marcada por la pobreza de su barrio de la periferia de Argel, a donde se traslada tras la muerte de su padre. Allí, bajo el mandato de su abuela, vive con su madre, su hermano y su tío.

3.      Información del autor.

Albert Camus fue un novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia en 1913.

A pesar de todas las dificultades que se le presentaron en su infancia, rodeado de pobreza en un barrio periférico de Argel, consigue progresar en sus estudios, gracias, entre otros, a su querido profesor, el Señor Bernard, y graduarse en filosofía y letras.

Su obra fue prolífica y de gran talento, y le llevó a recibir el premio Nobel en 1957, solo tres años antes del accidente de coche que acabaría con su vida.

4.      Argumento.

En el libro, a partir de la muerte de su padre; Camus narra su vida en un pobre barrio de Argel, al que se traslada con su madre, sorda y analfabeta, con la que apenas se comunica. En dicha casa viven bajo la autoridad de su abuela, que lo castiga duramente ante la pasividad de su madre.

La pobreza, el calor extremo, el miedo a gastar demasiado las suelas de sus zapatos jugando al futbol y corriendo por las calles, y su afición por devorar libros acompañan a Jacques (pseudónimo de Camus en la historia) durante su infancia.

5.      Personajes.

El personaje principal de la novela es el padre, muerto y ausente, al que Jacques busca en todo momento de manera no tanto física, como espiritual.

La madre de Jacques, Catherine, es un personaje por el que siente un profundo amor, y que ella, a su manera, con caricias y palabras aisladas, corresponde.

Otros personajes que marcan la infancia de Jacques son su abuela, que constituye la autoridad moral en su casa, y la encargada de gestionar la economía de todos; su tío Ernest, y su buen amigo Pierre.

Mención aparte merece su profesor de primaria, el señor Bernard, que hace todo lo posible para que Jacques continúe sus estudios, y por el que el expresa durante la historia su cariño y admiración.

6.      A quien va dirigido el libro.

Entiendo que este es un libro que puede atraer a los lectores de la obra de Camus, acostumbrados a un lenguaje predominantemente poético, y que en “el primer hombre”, puede descubrir en él un tono más sencillo.

También es recomendable para todo el que esté interesado en conocer la vida del autor, debido al carácter autobiográfico de la novela.

7.      Opinión personal.

Aun siendo una novela inconclusa, en cuya edición, casi literal, se ha dejado constancia, mi valoración no puede ser más que buena.

Me parece un libro que desde una perspectiva de borrador, con un lenguaje sencillo y sin pretensiones, atrae al lector y lo lleva de la mano del protagonista, haciéndole partícipe de sus penurias, de los rigores de la pobreza, y de sus pequeños logros en una época difícil.


Como detalle que me ha resultado curioso, las notas de pie de página y los anexos, que dan una idea de cómo preparaba Camus lo que sería su novela autobiográfica. 

26 enero 2017

Micro relato para REC. Borrón, y vida nueva.

No quiero volver a verte nunca más  ̶dijo mirándose al espejo  ̶ ¿Me oyes? Nunca más.

Luego se dio la espalda, cerró los ojos con fuerza, y se ensañó con sus recuerdos hasta no dejar rastro de sí.