09 mayo 2017

Pasado perfecto.

8 de diciembre de 1980. La fecha quedó grabada en el ordenador de a bordo, y una vez encendidos los propulsores, la nave inició su viaje, rumbo al día en que sus padres se conocieron.

En ese momento buscaría la manera de deshacer el encuentro, evitando de esa manera la posterior boda; su desdichado nacimiento, y todo lo que vendría después.


Y sobre todo; verla cara a cara, y no en imágenes, bien merecía el viaje. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario