19 septiembre 2016

Micro relato para REC. Reinventarse o no amar.

El lápiz con el que ella, cada mañana, se lo dibujaba, cayó en el olvido, arrinconado entre miradas huidizas y silencios de ida y vuelta.

Pasado el tiempo, decidió que lo mejor era cambiar de estrategia, y probó a enviarle un emoticono, que tras un “doble check”, y un eterno “escribiendo”, fue respondido satisfactoriamente.

Luego llegaron varios “me gusta”, la solicitud de amistad… y algo mas, una proposición atrevida que llegó a ser “trending topic”, y por último, el video de una declaración de intenciones que se hizo viral.


Eso sí; por las noches, cuando nadie mira, el amor, a la antigua usanza. 


3 comentarios:

  1. Modernidad y antiguas costumbres, una buena mezcla para seguir amando en tiempos digitales. :) Espero que tengas mucha suerte en próximos intentos amigo Alfonso, y que tu blog siga en buen estado literario durante mucho tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno,Alfonso. Es de lo mejorcito que te he leído últimamente, y ya antes me gustaban tus letras... Enhorabuena.
    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Laura, Izaskun; gracias por vuestra visita y los comentarios.

    Saludos a las dos.

    ResponderEliminar