15 febrero 2016

Micro relato para REC. El caso Milán.

Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad, en medio de la histeria provocada por las misteriosas desapariciones.

Primero fue el sol, que dejó paso a una oscuridad blanquecina, en la que los pájaros apenas duraron un suspiro. Los edificios más altos comenzaron a decrecer, y las calles, poco a poco, fueron desdibujándose.


Trató de ordenar sus pensamientos, agolpados de manera inconexa por el fuerte aroma a nata que lo envolvía todo, y tras un instante de análisis, cuando la solución al caso comenzaba a vislumbrarse en su cabeza, notó una fuerte sacudida, y su mente se quedó en blanco. 


2 comentarios:

  1. Qué recuerdos, Alfonso. Yo también tuve una de esas Milán que olían a nata ;). Muy buen micro, lleno de paralelismos que has sabido desarrollar con gran maestria. Enhorabuena.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario Asun. A mi esas gomas siempre me han traído buenos recuerdos, y me pareció una buena ocasión para darle cierto protagonismo.

      Saludos.

      Eliminar