10 marzo 2015

REC. Modificado de proyecto y La soledad era esto.



Modificado de proyecto. 

Seguía atrapado allí dentro, junto al resto de sus subordinados. La luz era escasa y el aire se filtraba entre las juntas de los grandes bloques de la cámara.

Sentado junto al sarcófago del faraón, el arquitecto se lamentaba del mezquino reconocimiento a su colosal obra, alegrándose de haber incluido, tras un sueño premonitorio, aquella trampilla secreta en el último modificado de proyecto. 




La soledad era esto. 


Seguía atrapado allí dentro, deambulando entre silencios y malviviendo con recuerdos de lo que antes fue y ahora no era.  

Por eso aquel día, cuando la muerte llamó a su puerta, él, esperanzado, se ofreció voluntario. 



13 comentarios:

  1. Pues muy potentes los dos intentos pero me quedo con el primero me gusta su aire de más cuento.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Maestro. Es mas cuento el primero; y con final feliz, aunque por los pelos...

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Chico listo: ningún cliente se mira los proyectos. Je je.
    Bien visto, Alfonso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no se los mira ni el propio Arquitecto (ahora que no me leen) :-)

      Un saludo colega...

      Eliminar
  3. Pues yo prefiero el segundo. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien me gustó mas Vicente; aunque he de reconocer que es mas triste.

      Por cierto, me acabo de engarchar oficialmente a los micro relatos de photocall.

      Que sepas que tu tienes la culpa :-))

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Dos buenas propuestas, Alfonso. Me ha encantado eso del "mezquino reconocimiento a su colosal obra" XD. Has contando muchas cosas en muy poco y le has propiciado una escapatoria que bien puede mirar hacia el comentario de Miguel ;) , El segundo en otro estilo resulta impactante con un cierre demoledor. Mucha suerte para el siguiente, amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso lo escribí en reconocimiento de esos arquitectos, que según antiguas creencias, eras sacrificados al acabar sus obras por el temor de que fueran a revelar secretos a los saqueadores. De ahí lógicamente el darle un final "feliz" al relato.

      Un saludo amigo.

      Eliminar
  5. Como aprovechas tus conocimientos técnicos eso es 'trampilla' jaja aplausos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco te creas que me sirve de mucho Lorenzo...:-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me gustan los dos, Alfonso, cada uno en su línea. Para mí son casi un empate aunque me quedo con el primero por ese puntito cómico que tanto se agradece.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os mando el primero entonces para regalo :-))

      Un saludo.

      Eliminar