04 junio 2014

Micro. El peor de los hechizos.



-Mucho me temo que vienen a rescatarme; y esta vez son muchos. ¡Ay Dios, y yo con estos pelos! 

Saltó risueña de su silla y corrió veloz, esquivando al enorme dragón rojo de ocho cabezas. 

-¡Vamos holgazán! El ejército que anhelabas está ahí fuera. ¿Quieres que te vean así? Levántate y brilla, que mañana serás leyenda. 

Ninguna de las cabezas hizo por despertarse.

A su vuelta, circunspecta, contempló como los soldados bordeaban el castillo, alejándose, una vez más, en dirección al norte.  

Dejándose vencer en su silla junto a esa ventana con vistas al olvido, la princesa miró de nuevo al dragón.

-Te odio; ¿lo sabes?



25 comentarios:

  1. Me encanta tu versión del cuento de la princesa raptada, Manuel. Según lo leía me venían a la cabeza imágenes de Shrek. Y la actitud del dragón, mola, ja,ja. Suerte a la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Manuel? ¿Qué lío me he hecho yo contigo y con Montesinos? jajaja. Perdona, Alfonso.

      Eliminar
    2. Tranquila Eva, que me confundas con Manuel es todo un halago. En relación al relato, un cierto aire irreverente como en la pelicula de Sherk si puede que tenga.

      Suerte para ti tambien. Saludos.

      Eliminar
  2. Alfonso, una buena revisión del cuento y con mucho sentido del humor. Y es que sin dragón no hay aventura que valga ni aliciente para rescatar a ninguna princesa.

    ¡Suerte la semana que viene!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes Nicolás. Si en un cuento no sale un dragón o en una película un dinosaurio, la verdad es que el aliciente yo ya no lo encuentro....

      Saludos amigo.

      Eliminar
  3. Yo creo que ese dragón está un poco chocho ya, no? jaja Tiene narcolepsia y la princesa creo que tampoco está en su muejor momento. No sé si será cosa de algún hechizo o efecto de las drogas. Vamos a por una de las últimas frases, que también es difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita Lorenzo; y felicidades por lo de Wonderland. Yo todavia estoy asimilando la nueva frase, parece complicada, pero supongo que algún despojillo podremos sacar.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Jajaja D.Alfonso coincidimos en temática jajaja es genial me gusta, es divertido y ocurrente.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Maestro Montesinos. Pasaré a leerte en esas coincidencias.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Estos dragones ya no son lo que eran... jajaja. Muy divertido. Me ha gustado, Alfonso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mas bien perdió toda ilusión, por mucho empeño que ponga la princesa.

      Gracias por la visita Luisa.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Pues muy divertido Alfonso. Desde luego lo que desgasta la convivencia XD. Un abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debe ser fácil pasarse una temporadita con un dragón, imaginate el aliento que se debe gastar....

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  7. Qué tiempos estos en los que ya no se rescatan princesas ni los dragones les hacen caso, claro que con rescatar bancos ya tenemos bastante.
    Me ha gustado esa vuelta de tuerca al cuento clásico Alfonso y la última frase me ha provocado mucha ternura.
    Suerte la próxima! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pulga;

      Todo avanza muy rápido, y ya nada es lo que era, ni siquiera en los clásicos.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Me ha ganado tu cautiva juguetona Alfonso. Hemos de quedar para hacer una batida e ir a buscarla.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras Miguel, pero apúntalo, no se nos vaya a olvidar :-)

      Saludos.

      Eliminar
  9. Entrañable ese dragón somnoliento y esa princesa decepcionada. Muy bueno Alfonso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa. Te debo visita para leer tu despojo.

      Paso enseguida.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola, Alfonso.

    Aunque el final, con silla y ventana, me deja un poco con el corazón en vilo creo que el micro es una preciosidad y me recuerda a esos cuentos de princesas y dragones. Muy bonito, Alfonso.
    Te deseo la mejor de las suertes para la semana que viene.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Towanda es que no siempre los cuentos acaban bien, pero no por ello hay que dejar de contarlos.

      Suerte para ti también.

      Un saludo.

      Eliminar
  11. No está nada mal como esta revisión del cuento. Siempre es bueno darle un aire nuevo.

    Mucha suerte en las siguientes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena por la visita y el comentario. Me alegra que te haya gustado el relato.

      Saludos y vuelve cuando quieras.

      Eliminar
  12. Los personajes de cuentos, como los matrimonios viejos, acaban cansándose de tanto verse.
    Muy bueno.
    Un saludo.
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser Juan, pero no veo al dragón y a la princesa haciendo terapia.....

      Un saludo.

      Eliminar