12 marzo 2014

Micro para REC. Feliz a cualquier precio.



Nuestros mismos ojos reafirmaban con estupor la secuencia de escenas en donde nuestras cuñadas charlaban animadamente en la sala del te mientras en el parterre, Papá y Javier, ayer enemigos irreconciliables, compartían una botella de Chardonnay bajo un hermoso atardecer.  

En ese ambiente colmado de júbilo nadie reparó en aquel tipo un tanto siniestro al que Mamá entregaba un sobre. ¡Se la veía tan feliz!

Pero cuando la policía irrumpió en la villa deteniendo al tipo y a Mamá por tráfico de momentos  felices e irrepetibles entendimos que la felicidad era algo que jamás estaría a nuestro alcance. 

12 comentarios:

  1. Vaya los sobres de la felicidad, hay unos cuantos que saben mucho de esto, pero vamos que tus personajes no son inmunes a la policía, no como otros. No se hizo la felicidad para la boca del asno. Muy original e insiste que seguro que se ha quedado sin batería y la musa lo está recargando. Un abrazo, Alfonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Loren.

      En este caso quise plasmar una historia donde los ricos henchidos de dinero no pueden comprar todo lo que se les antoja.

      En cuanto a las musas, yo sigo llamando, si me lo cogen te las paso....:-)

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues me parece un relato magnífico. Creo que te has escapado muy bien de "la primera idea" de la que hablan por la radio y que te daba la frase y has construido un relato de nota. Es original, está bien escrito, y además queda muy redondo. Aún quedan semanas, Alfonso. Insiste que muy lejos no debes de estar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te digo la verdad Juan Antonio desconozco cual era esa primera idea de la que hablablan en la radio; supongo que ya me enteraré el viernes cuando escuche el podcast del programa. Normalmente suelo escibir sobre la primera o segunda idea que tengo, que no tiene porque ser la mas comun. Supongo que a todos nos pasa.

      Ya van quedando pocas semanas, pero seguiremos intentandolo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Qué ocurrencia Alfonso, sobres de felicidad y traficando con ellos!! Precioso y no sé por qué, me has recordado los sobres sorpresa que compraba con la paga de los domingos. ¡Menudas historias encerraban dentro!!
    Me ha parecido fabuloso tu micro, tiene un final tan, tan bonito e inesperado.
    Suerte para la semana que viene, que la fracesita se las trae...
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te digo la verdad Nani la madre entrega al "tipo" un sobre de dinero a cambio de momentos felices. Parece que no he usado las palabras adecuadas para hacer mas comprensible la historia. En cualquier caso, me alegra que te haya gustado.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola, Alfonso.

    Tu micro me reafirma en lo que siempre digo a mis hijas y es que el dinero no es siempre lo más importante ni lo que da la Felicidad (con mayúsculas). Hay otros valores que, para mí, no se consiguen solo con sobres.
    Muy bueno, no tengo objeciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Towanda; totalmente de acuerdo contigo, el dinero no es lo mas importante en la vida, aunque reconozcamos que no es mal complemento :-)

      Saludos.

      Eliminar
  5. Qué imaginación, meter en un sobre algo que no sea dinero.
    Ocurrente y diferente, me gustó.
    Saludos.
    Rosy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te digo la verdad en el sobre si habia dinero Rosy, era el pago por esos momentos felices que se estaban sucediendo. Entiendo por el comentario que no he expresado demasiado bien la historia que queria contar.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho Alfonso. Ese sobre "sin dinero" me parece muy original, aunque parece que los ricos siguen queriendo tenerlo demasiado fácil todo, gracias a ti parece que no es así jeje...
    Suerte la próxima!
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Escribo desde la cárcel, soy el tipo ese que recibe el sobre. Por cierto, tengo más (momentos felices, digo), espero ofertas.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar