30 mayo 2012

Paseo por Bilbao. Por la ria hacia el casco viejo.


Extremeños por España…. Paseo junto a la ria de Bilbao.

Hace poco tuve la oportunidad de visitar Bilbao; fue una visita corta, de apenas seis-siete horas, pero gracias a unos buenos amigos que teníamos allí y su buena planificación de la visita esta resulto de lo más provechosa.

La visita discurrió junto a la ría de Bilbao que cruza gran parte de la ciudad; empezando en la Avenida de Avandoibarra junto a la Torre Iberdrola, de 165 metros de altura y acabada en 2011.
A pocos metros de allí siguiendo por esta avenida se puede comenzar el paseo junto a la ría de Bilbao,  llegando al primer punto importante del paseo; el Museo Guggenheim; terminado en 1997 y con más de medio millón de visitantes anuales. 



La visita no dio para ver el museo por dentro, pero según opiniones de los lugareños, el museo en si ya es una obra de arte viéndolo desde fuera por su magnífica arquitectura.

Junto al museo llaman la atención sus dos vigilantes, el puente de La Salve y la escultura 'Mamá', una araña de bronce de diez metros de altura, con larguísimas patas.



Siguiendo por el paseo de Uribitarte siempre junto a la ría y hacia el ayuntamiento y el casco antiguo nos cruzamos, aparte del famoso tranvía de Bilbao, con numeroso público paseando, patinando, haciendo deporte o, al igual que nosotros, disfrutando de las vistas de los edificios, en su mayoría centenarios y de vistosas fachadas, que se erigen a ambos lados de la ría.



En la plaza del ayuntamiento dejamos la ría para adentrarnos en el casco viejo de Bilbao, más conocido como las Siete Calles. Al parecer, esta zona de Bilbao fue rehabilitada después de las inundaciones que lo anegaron en 1983, siendo ahora uno de los principales centros de ocio y de comercio de Bilbao. En sus calles peatonales, y entre la lluvia que normalmente acompaña a una hora u otra, los comercios clásicos se alternan con los más innovadores y con abundantes bares y restaurantes en los que degustar lo mejor de la gastronomía local.



Después de una última parada en la plaza Nueva, disfrutando de una cerveza en uno de los bares mas típicos de Bilbao, deshicimos lo andado cogiendo el metro y volviendo a la Avenida Abandoibarra, esta vez junto al Estadio de Sam Mames (La Catedral), habiendo disfrutado aunque fuera por pocas horas de esta preciosa ciudad.



P.D. Gracias a Miren y Pablo por enseñarnos Bilbao.

17 mayo 2012

Feliz "día de los recortes"


Puestos a celebrar cualquier cosa en cualquier día ahora los medios han catalogado el dia de hoy como el “día de los recortes”; al sumarse la confirmación del gobierno al recorte de 10.000 millones de euros en sanidad y ejecución con el comunicado de los 15.000 millones de recorte que deberán presentar las autonomías.

Con todo ello, y con lo que se ha recortado ya, que no es poco, los “malditos mercados” siguen sin fiarse de nosotros (la “espanta” de Rodrigo Rato con el escándalo de Bankia desde luego no han ayudado) y nos tienen al borde del rescate, si es que nos pueden rescatar.

El gobierno actual pide ayuda a Europa, señal inequívoca de que o nunca han gobernado o que se siente inoperantes para solucionar el problema; y Europa se mantiene a piñón fijo bajo las doctrinas de austeridad que marca Alemania, el único país que no está en recesión.
Si no nos han rescatado ya con la que nos esta cayendo debe ser porque no hay dinero suficiente para hacerlo.

Declaraciones como las del premio nobel de economía Paul Krugman, augurando la salida del euro de Grecia y el “corralito” en España e Italia desde luego no ayudan a sembrar confianza en un futuro cada vez más incierto. Enlace a la noticia

Y es que ahora mismo, y según la crítica general parece haber dos caminos a los que avocarnos:
Una opcion es seguir como estamos y hundirnos en la miseria bajo las políticas de austeridad que solo enriquecen a unos pocos y condenan a los demás.  

La otra consiste en dar un giro radical y seguir la corriente que empieza a surgir en contra de tanto recorte y a favor de políticas activas de crecimiento. No creo que sea factible condonar deudas, pero si flexibilizar pagos y ayudar a que vuelvan a surgir empresas, negocios y como consecuencia de esto el consumo.

Y no es que yo sea un experto en esto o que tenga la fórmula secreta para arreglar las cosas, pero desde luego los mandatarios actuales tampoco.