09 noviembre 2012

Micro. Maldad floreciente.

Todo era bello al principio, como en un frondoso jardín donde florecen instintivamente rosas y amapolas al ritmo de la tibia primavera.

Su cotidianidad se regaba a diario con amor y miradas cómplices, fruto de las cuales llegaron sus retoños, que fueron acogidos en ese jardín con alegría y cariño, como un paso más y bien dado.

Su mujer e hijos florecían día a día ante la admiración de todos mientras él se iba apartando del sendero correcto de la vida como árbol que crece torcido y no tiene poste de apoyo.

De ahí surgió un odio de si mismo que le comía por dentro calcinando lo que antaño fue amor, respeto y pasión; y que se extendió como fuego abrasador sobre el jardín que antaño quiso, empezando por los retoños, pequeños, débiles, siempre débiles y expuestos siempre a cualquier mal designio.

El fuego se extendió hasta casi acabar con la flor más bella del jardín, pero en el último suspiro, presa de sus recuerdos y de la culpa, prefirió consumirse solo, hastiado y acongojado de sus actos.

Los rescoldos del fuego hicieron que la flor, marchita de dolor, muriera días después dejando calcinado de odio un jardín de vida.


Micro relato presentado al certamen de relato corto de "esta noche te cuento"

6 comentarios:

  1. Alfonso ...¡buen texto! ¡buen microrrelato! ¡sí señor!. Me ha gustado ese odio creciente que se expande como fuego abrasador por el jardín. Sólo he encontrado una discordancia de genero : "presa" de sus recuerdos y de la culpa, prefirió consumirse "solo". Bueno que a mí me parece, que debiera concordar... espero que no te moleste...

    Un abrazo Alfonso y por cierto : ¿has cambiado algo en la página, no? ¡la noto distinta!. besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tú comentario Laura, y no te. preocupes, siempre viene bien una correctora gratis.

    En relación a la posible falta de concordancia, pensé en "presa" como.sinónimo de víctima, adecuado para los dos géneros. Si lo vuelves a leer con este matiz igual lo ves mejor. Ya me cuentas.

    En cuanto a los cambios en mi web, cambie la plantilla hace unas semanas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buen micro, Alfonso, tan duro y triste como bueno.

    Has arriesgado en el tono, poblado de metáforas y ha quedado muy sólido.

    Gran trabajo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Pedro.

    La verdad es que el relato es triste, desgraciadamente más real de lo que quisiéramos, pero con la idea de partida del concurso fue lo primero que se me vino a la cabeza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Alfonso, pasaré por aqui para releerte, entre extremeños hay que apoyarnos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario Epifisis.

    Estas en tu casa, vuelve cuando quieras.

    ResponderEliminar