07 abril 2012

Recomendación literaria. Trilogía de la oscuridad.


Para los que os gusten las novelas de vampiros de verdad, esos que dan miedo, los de siempre, no estos últimos que han salido que mas bien dan grima, recomiendo la Trilogía de la Oscuridad, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan. 

¿Guillermo del Toro escribiendo novelas? Esa fue la pregunta que me hice al ver el primero de los libros “Nocturna”.

En este caso Guillermo del Toro se asocio con el escritor estadounidense Chuck Hogan, y hay que reconocer que no les ha salido mal la trilogía.



En la primera novela de la trilogía, Nocturna, donde se abre de manera trepidante la trama. se narra como un Boeing 777 aterriza en el aeropuerto de Nueva York proveniente de Berlín, y cuando se dirige a la puerta para que los pasajeros empiecen a desembarcar, de repente se oscurece. La torre de control pierde contacto con el piloto y toda la actividad eléctrica del aparato se corta. No se escuchan móviles, ni la radio, nada. Las cortinas de las ventanillas están bajadas y no se ve a nadie dentro. Se reúne un equipo de emergencias y todos observan al avión silencioso ahora bañado por las luces del aeropuerto, en completo silencio. Entonces una brecha negra aparece en el fuselaje: es una puerta que se abre desde dentro con una lentitud glacial… Siempre han estado aquí. Vampiros. Anidando y alimentándose. En secreto y oscuridad. A la espera. Ahora ha llegado su momento. En una semana, Manhattan habrá desaparecido. En tres meses, todo el país. En seis meses, el mundo entero.



En la continuación de la saga, “Oscura” Mientras la enfermedad y la cuarentena empiezan a desparramarse por todo el país y el mundo, los científicos Eph y Nora identifican el parásito gusano que es el agente infeccioso. Se encuentran atrapados entre las dos facciones en guerra, los Vampiros del Viejo Mundo y los Vampiros del Nuevo Mundo, que luchan para controlar el planeta. Los humanos se han visto desplazados hasta el tope de la cadena alimenticia y ahora comprenden, para su horror, lo que es no ser el consumidor sino... el consumido.



El final de la trilogía llega con “Eterna”. En esta la red desorganizada de humanos libres, constituida por gente común, entre ellos Eph, Zack, Vassily y Gus, continúa una desesperada resistencia, interrumpiendo el devastador nuevo orden del mundo y batallando contra los Señores Vampiros en todas las ocasiones posibles. Para ganar, tienen que confiar en la intervención de una inesperada raza de seres (quienes otorgan un nuevo sentido a la frase “ángeles y ministros de la gracia defiéndannos”) quienes organizan a los humanos para la última batalla, la que recupere y rehabilite el planeta para toda la humanidad.

Como resumen, decir que para los aficionados a las novelas y películas de vampiros no creo que decepcione, ya que la trama esta bien llevada y mantiene en líneas generales el suspense hasta el final. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario