20 febrero 2012

La noticia absurda. Un aeropuerto que no tiene aviones… y que además está mal hecho.


Si ya de por si resulta absurdo haber construido un aeropuerto que a día de hoy, pasado ya más de un año desde su terminación sigue sin usarse; el colmo de lo absurdo es enterarse de que además está mal hecho.

Sin querer quitarle meritos a Carlos Fabra, que en este despropósito recibiría prácticamente todos, hay que hacer mención especial a los técnicos encargados de la redacción del proyecto, por su “pequeño” desliz al no tener en cuenta en el diseño del aeropuerto la normativa europea; y a los técnicos de la administración de turno que deberían haber revisado este proyecto y detectado tal error.

En las últimas declaraciones, el Señor Fabra se excusaba achacando el error a la constructora (como no) y manifestando que esta había sido avisada del error antes de terminar el aeropuerto, y que la reparación de la pista correrá a cargo de dicha contrata con los fondos existentes en las correspondientes retenciones realizadas a la misma durante la ejecución del aeropuerto.

En cualquier otro momento y en cualquier otro lugar podría parecer extraño que se hubiese recepcionado un aeropuerto sabiendo de antemano que incumplía la normativa; pero estamos donde estamos y a estas alturas ya no nos extrañamos de nada, sobre todo cuando hablamos de política y de nuestros políticos. 

2 comentarios:

  1. Creo que hay más de un aeropuerto que no se usa, o que igual aparece un avión cada tres meses. En fin, esto es Spain.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Kassio, el problema es que esas inversiones que se hicieron con la idea desafortunada de que generasen negocios y riqueza han salido rana y lo estamos pagando los que menos culpa tenemos.

    En fin, como tú dices, esto es España. Un saludo.

    ResponderEliminar