14 diciembre 2011

La crisis cerca a los funcionarios.

Al parecer ahora la patronal manifiesta que hay demasiados funcionarios en las administraciones y que se deberían poder hacer despidos entre ellos en según qué casos.


Sin que sirva de precedente, creo que tienen razón en parte; que sobran funcionarios en algunas (no todas) administraciones es una afirmación que no creo que nadie pueda llegar a discutir, que se puedan hacer despidos entre ellos ya es otra cosa. Todo funcionario que haya conseguido su plaza mediante concurso oposición podrá llegar hasta las últimas instancias en caso de ser despedido con muchas probabilidades de ser readmitido o indemnizado. Si no tiene trabajo, es un incompetente en lo que hace o peca de absentismo laboral ya será culpa de la administración que en cualquier caso convoco la oposición en base a unas previsiones, ya fueran equivocadas o no, y que por otro lado debe controlar el trabajo que realizan sus asalariados.

No obstante, si la patronal quiere despidos en los cargos públicos que puedan sobrar, podemos empezar por gran parte de la clase política del congreso, por el senado en general, que si se suprime no creo que lo notemos; y gran parte de instituciones públicas con cargos al estado de dudosa utilidad.

El problema es que al final la cuerda siempre se rompe por el lado más débil, para desgracia de los funcionarios.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario