15 diciembre 2011

Extremeños por Madrid. Luces de Navidad.

En estas fechas un nuevo reclamo se une a los muchos que ya de por si tiene la capital, el encendido de las luces de Navidad, que atrae con igual interés tanto a la gente de la ciudad como a muchos foráneos.

En mi visita curiosa al centro de la ciudad pude comprobar ya desde la puerta del Sol que a parte de la nueva decoración y iluminación de las calles la gente se agolpaba junto a las administraciones de lotería.
En estos tiempos parece que la gente busca con mas fe si cabe un ápice de suerte y no dudan en guardar una larguísima cola para adquirir un decimo en la administración de “Doña Manolita”. En fin, que haya suerte, si es que existe.

Realmente el paseo por las calles del centro merece la pena, primero desde la Puerta del Sol hasta la Plaza Mayor, donde se reúnen artistas callejeros con vendedores de variopintos puestos bajo luces y formas de colores que no pasan desapercibidos y me mantienen la vista concentrada en no perder detalle alguno.



De vuelta a Sol emprendiendo camino hacia Gran Vía resurge por encima de todo un gran árbol de navidad de infinitas luces que hace compañía a la gente que se agolpa en la plaza y a los que aun aguardan pacientes para adquirir  lotería.

Desde Sol hasta Gran Vía me mezclo en un reguero de gente buscando algún recoveco donde apartarme para sacar alguna foto. Las calles, más estrechas, ofrecen menos posibilidades con el alumbrado, pero aun así merece la pena contemplarlo.



Mi paseo en este caso finalizo en la Gran Vía, donde pequeñas figuras de luces con forma de edificios alumbran la vía sobre los coches entre los centenarios edificios.



En este caso, y aunque la iluminación nunca llega a desmerecer, mi atención siempre se la acaban llevando los vetustos edificios de molduradas fachadas, un verdadero tesoro en esta ciudad.

Otro paseo recomendable por esta ciudad, y van muchos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario