10 noviembre 2011

El fin del “mundo económico” casi me pilla en un atasco.

Es lo que pasa cuando está en una gran ciudad. En cuanto llueven tres gotas todo el mundo sale con coche y se montan unos atascos en esta ciudad que es para irse y no volver.

El caso es que a mí el anuncio del fin del mundo económico me cogió en un atasco en la famosa M40 madrileña. Escuchando las noticias (quien me mandaría), el locutor de turno anunciaba el caos y la caída hacia el abismo de la Europa del Euro tras conocerse que Italia estaba en unos índices de deuda imposibles de rescatar. Para el pobre periodista esa noticia era poco menos que el fin del mundo, y vaya por Dios que a mi me pillo en un atasco dirigiéndome al trabajo.

Por un momento pensé en si merecía la pena ir a trabajar en el día en el que el mundo civilizado se acabase, la verdad es que preferiría estar en mi tierra o haciendo cualquier otra cosa que no fuera trabajar; pero luego cai en que los medios de comunicación llevan pronosticando poco menos que “el fin del mundo” desde que comenzó la crisis, y puesto que nadie huía despavorido como en las películas ante la llegada de cualquier cataclismo y todo el mundo seguía metido en sus coches, decidí hacer lo mismo; total, si lo hacen los lugareños no seré yo el pardillo foráneo que venga a dar la nota.

Y efectivamente la cosa no fue para tanto, porque al poco rato apareció el nuevo superhéroe llamado banco central europeo al rescate de Italia, y tras una dura batalla contra los supervillanos “Prima de Riesgo” (el nombre ya asusta un poco la verdad) y Berlusconi (que cara de villano la verdad ha tenido siempre), restableció la calma, al menos por el momento.



En fin, dado que el superhéroe BCE dice que no puede salvarnos siempre de los supervillanos, espero que el próximo fin del mundo me pille en mi tierra comiendo jamón y no en un atasco madrileño; otra solución es apagar la radio, que quizá sea lo mejor…

1 comentario:

  1. Prima de riesgo... otra cosa que me suena familiar.. del 2000 - 2001 en Argentina...

    ResponderEliminar