25 mayo 2011

Extremeños por Madrid. Atocha y alrededores.

Este es otro paseo muy recomendable a los turistas que vayan a pasar unos días en Madrid. 

En este caso el itinerario lo comenzamos desde la estación de Atocha, convertida desde hace tiempo en hervidero de gente confluyente huyendo o regresando de mil destinos. El edificio de la estación de Atocha, construido para la compañía ferroviaria MZA (Madrid a Zaragoza y Alicante), fue inaugurado el 9 de febrero de 1851 con el nombre de Estación del Mediodía (del Sur). Era la primera estación de ferrocarril de Madrid.


Un incendio destruyó gran parte de su estructura. En 1888 comienzan las obras de la nueva estación, bajo la dirección de Alberto de Palacio, un colaborador de Gustave Eiffel, las cuales duraron cuatro años. La nave tenía 152 m de largo, y 40 m de luz. La cubierta de hierro se construyó en Bélgica con el sistema de estructura rígida tipo De Dion. La estructura quedó cerrada por el extremo que da a la glorieta del Emperador Carlos V, en donde se halla la característica fachada. Está considerada una obra de arte de la arquitectura ferroviaria decimonónica.

Los alrededores de Atocha respiran aire limpio y cultura, ademas de la esencia cosmopolita que impregna a esta ciudad. 
El turista puede elegir entre disfrutar animadamente de un paseo por el parque del Retiro, pudiendo visitar después el Jardín Botanico o los Jardines de Paseo del Prado, cambiar a una jornada marcadamente cultural empezando en el museo de arte Reina Sofia y concluyendo en el Museo del Prado, o bien visitar las animadas calles de los alrededores de la citada estacion, donde existen numerosos restaurantes de comida extranjera, pubs de diversa indole e incluso uno de los sex shops mas grandes de España. 

En cualquier caso, ya sea antes o después, resulta obligado rendir respeto a las victimas del atentado del 11M, cuyo recuerdo guarda para siempre la estación de Atocha tanto en su monumento exterior como en una de las salas de la planta baja. Ojalá nunca hubiera estado ahí  pero al estar, es justo guardar su recuerdo. 
Fuente: Wikipedia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario