22 enero 2011

Intento fallido


La bala, en la sien; la luz deja paso a la oscuridad; las angustias y preocupaciones dejan paso a un esperanzador silencio; pero no hay nada, no hay tunel ni luz blanca en el fondo, nada. De repente un ruido, el sonido del teléfono que le devuelve a la realidad, ahora la bala, en la recamara. Segunda oportunidad, todo o nada, aunque ahora juega con ventaja. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario