21 diciembre 2010

Crítica a un articulo del noticiario de Arte y Cemento.


Hoy he  leido un articulo en el noticiario de la revista arte y cemento con el que no estoy de acuerdo y que me toca de lleno por el trabajo que realizo.

El articulo en cuestion titula que los promotores inmobiliarios pagan mas de 75 millones por controles para seguros decenales innecesarios; refiriendose al incremento de precio que supone para una promocion de viviendas el organismo de control tecnico que las aseguradoras exigen que se contrate para obtener el seguro decenal de daños de la construccion.

Tambien comenta la revista que el gasto del organismo de control tecnico (OCT) supone un 20-30% del importe del seguro, pero que ni reduce los riesgos inherentes a la construcción ni aporta una mayor cobertura de las responsabilidades que marca la LOE.

El articulo tiene parte de razon, pues los organismos de control técnico no figuran en la LOE, sino que vienen impuestos por las compañias aseguradoras; pero no es objetivo al decir que dichos controles son “innecesarios”, porque precisamente lo que falta en el mundo de la construcción son mas controles, no ya de los organismos de control tecnico, sino de las entidades de control para extender dichos controles a ambitos como las instalaciones y los acabados, que son causas de numerosas reclamaciones.

El gasto que se atribuye en el articulo a los organismos de control tecnico no pasa de los 60 Euros por viviendas, cantidad irrisoria en comparacion, con los dividendos que han estado obteniendo promotores, constructores y demas agentes en los ultimos años de “vacas gordas”.

El articulo, probablemente mas “innecesario” que los controles que critica, no ahonda por otro lado en la causa por la que han impuesto las aseguradoras la contratacion de las OCT para la obtención del seguro decenal, que no es otra que la falta de confianza en la labor del director de obra y director de ejecución de la obra, de tal manera que se solicita un control externo para la auditoria del proyecto y la ejecución de la obra.

No estoy de acuerdo en la parte del articulo donde se dice que los controles de las OCT no reducen los riesgos inherentes a la construccion, ya que considero que la labor de estas entidades complementa y a veces desgraciadamente sustituye a la labor de la direccion de obra y la dirección de ejecucion de la obra.

Estamos de acuerdo en que es tiempo de ajustar costes en todos los ámbitos incluido el de la construccion, pero ajustar costes en estos controles no es lo mas adecuado si queremos viviendas de calidad; harian bien los promotores constructores en ajustar los precios de la repecusion del solar, que verdaderamente si es el caballo de batalla en el ajuste de precios, ademas de concienciarse que los dividendos que se obtenian en la epoca de vacas gordas por la venta de viviendas son agua pasada.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario